lunes, 18 de marzo de 2019

El guardián de las llaves y terrenos de Hogwarts: ¿Quién es tu Hagrid?

Rubeus Hagrid y Harry en Harry Potter y la piedra filosofal (Chris Columbus, 2001).

«–De todos modos, Harry –dijo el gigante, dando la espalda a los Dursley–, te deseo un muy feliz cumpleaños. Tengo algo aquí. Tal vez lo he aplastado un poco, pero tiene buen sabor.
Del bolsillo interior de su abrigo negro sacó una caja algo aplastada. Harry la abrió con dedos temblorosos. En el interior había un gran pastel de chocolate pegajoso, con “Feliz cumpleaños, Harry” escrito en verde.
Harry miró al gigante. Iba a darle las gracias, pero las palabras se perdieron en su garganta y, en lugar de eso, dijo:
–¿Quién es usted?
El gigante rió entre dientes.
–Es cierto, no me he presentado. Rubeus Hagrid, Guardián de las Llaves y Terrenos de Hogwarts» (J. K. ROWLING, Harry Potter y la piedra filosofal, Salamandra, Barcelona, 1999, 49).

En sus análisis de los cuentos de hadas (Morfología del cuento, 1928; Las raíces históricas del cuento, 1974), Vladimir Propp identifica una función presente en todos los cuentos, que algunas veces es ejercida por un «ayudante mágico» y otras por un «objeto mágico». En ambos casos, la función consiste en permitir al héroe realizar un viaje: del mundo ordinario al extraordinario. El ayudante puede ser un iniciado o un maestro, un animal mágico (un águila, un caballo alado) o un objeto (una alfombra mágica, una llave). A mi juicio, esta constante es un indicador de la dependencia del ser humano -incluso del «héroe»-. El todos necesitamos de los otros y de algunos «bienes» o «haberes» que nos son entregados -que «heredamos»- para cumplir nuestra vocación.

lunes, 11 de marzo de 2019

Harry Potter y la llamada la aventura: «Las cartas de nadie»

Fotograma de Harry Potter y la piedra filosofal (Chris Columbus, 2001).

«Aquella tarde, Dudley desfiló por el salón, ante la familia, con un uniforme nuevo. Los muchachos de Smelting llevaban frac rojo oscuro, pantalones de color naranja y sombrero de paja, rígido y plano. También llevaban bastones con nudos, que utilizaban para pelearse cuando los profesores no los veían. Debían de pensar que aquel era un buen entrenamiento para la vida futura» (1999: 35).

Estamos en el tercer capítulo de Harry Potter y la piedra filosofal (1999). Tenemos, por un lado, los planes de la familia Dursley sobre el futuro de su hijo. La elección de la mejor escuela posible, que es, evidentemente, una de reconocido prestigio, además de la única que conoce el señor Dursley, pues es donde él estudió. Que su hijo siga exactamente sus mismos pasos parece garantizar el mismo éxito que él ha tenido como próspero hombre de negocios. Todo planificado para que nada resulte anormal. A partes iguales, la familia Dursley manifiesta un gran afán de seguridad y una patológica aversión a lo imprevisto o lo extraordinario. Es una familia muggle que vive buscando obsesivamente el reconocimiento del mundo ordinario y huyendo de cualquier forma de magia.

lunes, 4 de marzo de 2019

Harry Potter y los 'muggles': la dialéctica entre Fantasía y el mundo ordinario

La familia Dorsey. Fuente: Sparknotes.com/blog.
«El señor y la señora Dursley, que vivían en el número 4 de Privet Drive, estaban orgullosos de decir que eran muy normales, afortunadamente. Eran las últimas personas que se esperaría encontrar relacionadas con algo extraño o misterioso, porque no estaban para tales tonterías» (9).

El primer capítulo de Harry Potter y la piedra filosofal (J. K. Rowling, 1997) resulta ejemplar por al menos tres razones:

  • Respeta los cánones clásicos mediante los que se presenta una situación inicial conforme a los tradicionales cuentos de hadas. Nos es presentada una familia que cree vivir una situación idílica; y nos es presentado también lo que amenaza a esa situación, que pronto entrará en escena desencadenando la aventura. 
  • Son frecuentes las repeticiones, bien diseminadas, que gustan a los lectores principiantes y facilitan la memorización de algún dato importante para la trama. 
  • Respeta los cánones de la fantasía moderna. Resulta que esta familia tan normal es tremendamente aburrida, cuando no insoportable. En la fantasía moderna, el mundo ordinario nos es presentado a menudo como aburrido, opresivo, trágico… en cualquier caso: desencantado e invivible. De ahí que se haga necesaria la irrupción de lo extraordinario.

lunes, 25 de febrero de 2019

Harry Potter y «el niño que vivió»

Fotograma de Harry Potter y la piedra filosofal (Chris Columbus, 2001)
Así comienza la historia de cada uno de nosotros. Así se titula el Capítulo 1 del primer volumen de la serie, Harry Potter y la piedra filosofal: «El niño que vivió». Sí, ya sé que Harry Potter es un niño extraordinario y que superó de forma extraordinaria un intento de asesinato cuando aún no había aprendido a hablar. Pero, antes de entrar en cuestiones mágicas, y por muy muggles que seamos, conviene recordarnos, cada cuál a sí mismo y unos a otros, que hoy es, también y todavía, extraordinario poder decir «soy -eres- el niño que vivió».

jueves, 14 de febrero de 2019

Fundamentos filosóficos para una empresa dialógica


La empresa genera hoy un impacto social que repercute en casi todos los ámbitos de la vida humana. Esta circunstancia implica que una mirada puramente económica sobre la empresa nos impide comprenderla en su plena autenticidad; es decir, conforme al lugar y la responsabilidad que ocupa en el conjunto de la vida social.

martes, 12 de febrero de 2019

SIMUFV 2019 | La imagen: caminos para el reconocimiento


La Semana de la Imagen de la Universidad Francisco de Vitoria reúne a profesionales del sector audiovisual con profesores y alumnos universitarios en torno a ponencias, mesas redondas, talleres y concursos que acercan las nuevas tecnologías audiovisuales al público y suscitan una reflexión humanística sobre sus posibilidades culturales.

domingo, 10 de febrero de 2019

Los ocho libros que todo estudiante de Hogwarts debe leer

Hermione Granger, Ron Weasley y y Harry Potter estudiando en Hogwarts. Fuente: Harry Potter Wiki.

Se ha puesto de moda en la prensa digital, incluso en los medios con solera, elaborar listas. A veces, ya desde el titular, el redactor se permite dos concesiones impensables hace apenas unos años: tutear al lector y llamarle ignorante. Por ejemplo: «Las ocho cosas que no sabes, y deberías, sobre…» Si uno cae en la trampa y se siente retado, descubrirá con frecuencia que quien no sabe mucho es el autor de la lista (si es que se puede llamar autor a quien se limita a enunciar un conjunto de tópicos). El caso es que esas listas funcionan, al menos para lograr una visita, una impresión, cierta interacción con el público... De otro modo, no se publicarían.

sábado, 26 de enero de 2019

El papel de la imaginación en la Ética, la Estética y la Antropología

Captura de imagen de la conferencia de Nieves Gómez sobre Julián Marías. 
12.12.2018, Universidad Francisco de Vitoria.
Abajo tienes el vídeo sobre “El papel de la imaginación en Julián Marías: Antropología, Ética y Estética”. Reproduce el segundo encuentro abierto al público del Seminario Permanente de Investigación Imaginación y mundos posibles, vinculado al doctorado en Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria.

«El fin –dice Aristóteles en innumerables ocasiones- es lo más importante en todo». Así que, ¿con qué fin tuvimos este encuentro? ¿Qué nos reunió un 12 de diciembre entre las cinco y las siete de la tarde (casi noche), en aquella sala de conferencias en la que una antes que yo, y muchos después de mí, han defendido su tesis doctoral?

lunes, 14 de enero de 2019

«Escuchar con los ojos a los muertos»

D. Francisco de Quevedo, copia de el retrato original pintado por Velázquez, que se ha perdido. 
Conocer esa pérdida y el contenido de esta nota me han incitado a publicar la imagen en blanco y negro. 

«Algunos años antes de su prisión última me envió este excelente soneto desde La Torre», nos cuenta el editor de Francisco de Quevedo. «La Torre» es La Torre de Juan Abad, pueblecito entre Ciudad Real y Jaén, al pie de la sierra de Segura. Quevedo «reescribe los tópicos de la selección frente a la abundancia, del coloquio y la enseñanza de los que ya murieron, de la experiencia adquirida con la historia, de la vida como sueño», apunta Pablo Jauralde García (Francisco de Quevedo, Antología poética, Austral, Madrid, 2005, 110). En última instancia, es el tema del beatus ille, oda a la vida retirada, sencilla, campestre… e intelectual.

lunes, 7 de enero de 2019

Una invitación a leer… mejor

Audrey Hepburn, 1953.
«Si vale la pena leerlo, vale la pena leerlo dos veces» (p. 11). Los libros de invitación a la lectura son, por sí mismos, una paradoja. Como cuando el profesor recuerda en clase las bondades de asistir a clase; es decir, que se lo recuerda precisamente a los que asisten, y no a los que necesitan ese consejo. Sin embargo, en tiempos de crisis de asistencia y de lectores, el que alguien nos recuerde a los que asistimos y leemos el sentido de hacerlo resulta gratificante. Además, el título del libro pone la venda antes de hacerse la herida. No se trata ya sólo de leer… sino de leer… mejor.