viernes, 1 de febrero de 2013

Lo que hacen los mejores profesores universitarios

BAIN, Ken
Traducción: Óscar Barberá
Lo que hacen los mejores profesores universitarios
PUV (Publicaciones de la Universidad de Valencia)
Valencia, 2007

Ken Bain fue director y fundador del Center for Teaching Excellence de la Universidad de Nueva York. Durante más de 15 años, este profesor de historia se ha preguntado qué hacen los mejores profesores universitarios, tratando de destilar su “sabiduría docente” y de ofrecer una guía a otros profesores que quieran alcanzar la excelencia. Sus dos preguntas fundamentales fueron “cómo piensan los mejores profesores” y “cómo actúan”, con el objetivo de “comenzar una caracterización de sus prácticas”.

Lo primero reseñable es el modo en que Bain plantea el problema. Como dejó escrito Aristóteles y repite hoy la doctrina sobre el pensamiento creativo, nos jugamos lo fundamental en plantearnos las preguntas y finalidades adecuadas. Bain jamás intentó desarrollar un “modelo docente”, ni mucho menos una “estandarización de procesos de éxito”. Si lo hubiera pretendido, lo primero que le hubieran dicho los mejores profesores –como se colige de la lectura del libro- es que para ser un profesor excelente hay que huir de modelos y estandarizaciones. En ese sentido, convenimos con Carlos Ivorra en su ácida crítica cuando recibió gratis el libro de Bain junto con una carta de su rector invitándole a aplicarlo: Lo que NO hacen los mejores profesores universitarios es someterse a cronogramas, temarios prefijados, pruebas de evaluación estándar, etc.

El libro puede ser leído con agilidad de principio a fin, si bien conviene volver sobre él a menudo y releer sus distintas partes como un ejercicio constante para nuestra propia mejora docente. Desgranaré en futuras notas algunas de las claves del libro. Aprovecho ésta para responder a las primeras preguntas que yo mismo me hice antes de empezar la lectura: ¿Qué entiende Bain por “los mejores”? y ¿cómo seleccionó a los 60-70 referentes que fundamentan su propuesta?

Para seleccionar a los mejores, Bain se rodeó de un equipo de colegas y analizó diversos tipos de evidencias: incidencia de ese profesor en los resultados de sus alumnos cuando se enfrentaron a pruebas o exámenes de otros profesores; evidencias sobre el éxito personal y profesional de sus antiguos alumnos; testimonios de alumnos recientes y antiguos; testimonios de colegas; observación directa (acudieron a sus cursos); entrevistas personales; y, por último, que el cambio que se opera en sus alumnos sea mayoritario y no afecte sólo a unos pocos (es decir, que los profesores logren un aprendizaje significativo y duradero no sólo en algunos alumnos, sino en casi todos).

Características de "los mejores":

  • Dominio de la materia. Los mejores profesores conocen su disciplina mejor que la mayoría de sus colegas. El dominio de la materia pasa también por un dominio del origen y desarrollo histórico de su disciplina. De esa forma son capaces de comprender (y de facilitar esa comprensión al alumno) la disciplina no como una doctrina ya acabada (que en el mejor de los casos basta con asimilar; y, en el peor, basta con memorizar y repetir), sino como una indagación, una aventura del conocimiento.
  • Preparan la docencia con la seriedad y el rigor con el que preparan su investigación: a partir de los objetivos que debe alcanzar el estudiante, se preguntan todo lo que pueden hacer para acompañar al alumno en su proceso de aprendizaje.
  • Esperan de sus estudiantes más de lo que esperan sus otros colegas, y más de lo que esperan inicialmente los propios estudiantes.
  • Confían en sus alumnos, en sus capacidades y en su interés. Se centran en los objetivos de lo que el estudiante va a necesitar, más que en los requerimientos de la materia.
  • Lo que hacen al enseñar es preparar un entorno para el aprendizaje crítico-natural: diseñan problemas y tareas, proponen ejercicios que facilitan la revisión de prejuicios y de modelos previos, buscan generar un aprendizaje colaborativo. De esa forma, los alumnos se reconocen como protagonistas de su aprendizaje y asumen el peso de lo que ocurre en clase, así como la convicción de que, para aprender más, deben colaborar con otros. En esos entornos de aprendizaje, diseñados como "seguros" para el alumno (sin consecuencias negativas en su evaluación final), el profesor permite el error y anima a asumir riesgos
  • Tratan a sus estudiantes con amabilidad y confianza, muestran su propia aventura intelectual e invitan a los estudiantes a que hagan lo mismo. Exponen su mirada curiosa y respetuosa con la vida.
  • Evalúan sus resultados como profesores para hacer cambios en su docencia. Para eso, evalúan el cumplimiento de los objetivos; están dispuestos a reconocer sus debilidades y errores; no culpan a sus estudiantes, sino a sí mismos; muestran un compromiso con el éxito de la comunidad académica, no sólo con su asignatura; y se sirven en sus clases de las aportaciones y el aprendizaje que realizan los alumnos con otros docentes.
Es verdad que el actual entorno universitario no nos lo pone fácil. Sin embargo, creo que la mayoría de los profesores perseguimos esta caracterización (porque la encarnaron nuestros maestros) y tratamos de mejorar en alguno de estos aspectos. ¿Crees que a Bain se le olvidó algún rasgo importante que “caracterice” a “los mejores”? ¿Cuál de estos aspectos crees que es el que debemos afrontar con mayor urgencia en la universidad española?

Entradas relacionadas:
Decálogo: qué saben los mejores sobre cómo aprendemos


Enlaces relacionados:

Resumen del libro, del servicio de Innovación Educativa de la Universidad de Navarra
Reseña en "Resúmenes y comentarios de libros por un mundo mejor"

1 comentario:

  1. Buenas noches Álvaro, me gustan tus palabras...disfruto con ellas y, como en esta ocasión, me hacen reflexionar.
    Preguntas: ¿Crees que a Bain se le olvidó algún rasgo importante que “caracterice” a “los mejores”?
    Mi respuesta es muy humana y sencilla...vocación lainiana porque, Laín Entralgo, no sólo enseñaba sino que se preocupaba cuando veía un asomo de tristeza en los ojos de un alumno o cuando su rendimiento académico no era bueno y...a cuántos alumnos ha ayudado!!!. Y con ello, ha conseguido que sus alumnos sean buenos profesionales, mejores personas y excelentes ciudadanos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...