jueves, 5 de septiembre de 2013

El periodista se alimenta de la realidad, no de otras noticias



Mackenzie, la productora de Noticias Noche, está harta de no contar con imágenes propias para cubrir las revueltas de El Cario en 2011 que provocaron la dimisión del presidente, Hosni Mubarak. La redacción es un centro neurálgico fundamental, pero la materia prima del Periodismo está en la calle. Aaron Sorkin aborda en The Newsroom (1x05) la importancia de tener fuentes de información directas y exclusivas. Lo hace además con brillantez y hondura, al vincular la auténtica vocación de periodista con su pasión por observar los acontecimientos históricos en primera persona para tratar de contarlos al mundo… aunque eso le cueste su vida.

De esta forma, la serie devuelve el temple heroico a una profesión marcadamente vocacional, en una época en la que el Periodismo ha perdido ambas cosas -puesto que van de la mano-. Una profesión es vocacional cuando nos obliga a tratar con realidades valiosas (cambios históricos), cuando exige de nosotros una entrega total (una consagración) y cuando está al servicio de otros (los ciudadanos), ofreciendo una contribución indispensable para el bien común. A la inversa, Sorkin nos dice que el periodista que trata asuntos intrascendentes, escribe como si el tema no fuera con él o se limita a hacer refritos de textos e imágenes que le llegan a su ordenador... no merece el nombre de periodista. Es más: ensucia y daña el buen nombre de la profesión.

Will habla con Amen, el informante localizado por Neal en Internet.
El fragmento que encabeza esta nota relata la valoración que la mesa de redacción hace de Amen, el informador situado en el centro de la noticia y que ha sido encontrado por Neal Sampat, un joven redactor enganchado a internet. En apenas dos minutos vemos la importancia de contar con una fuente en el terreno, así como la necesidad de verificar la fiabilidad de la misma. Entre medias, Neal nos cuenta cómo descubrió su vocación de periodista. El capítulo también nos deja ver el factor diferencial que supone dominar las nuevas tecnologías en el periodismo actual. Esa puede ser una importante ventaja competitiva que añaden los jóvenes a la experiencia de campo de los veteranos.

Quiero compartir contigo una última reflexión: si hemos dicho que la sustancia de las noticias que debemos elaborar está en la calle, no en los otros periódicos, debemos añadir que la sustancia de la noticia tampoco podemos ser nosotros mismos. En el capítulo, uno de los personajes siente la tentación de convertir en noticia la agresión a periodistas. Su idea es abortada de inmediato por el jefe de Informativos de la cadena. La idea del periodista como un buen samaritano, que ayuda con su mano izquierda sin que lo sepa la derecha, que ofrece un servicio sin darse importancia a sí mismo, queda explícitamente expresada al final del capítulo.

...

Este artículo forma parte de una serie. Puedes consultar el índice con todas entradas publicadas hasta ahora en 'The Newsroom', una lección de Periodismo o bien consultar la etiqueta The Newsroom. Espero tus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...