domingo, 14 de abril de 2013

De profesor invitado en la Anáhuac Puebla, México

En un momento de la lección magistral
He tenido el privilegio de impartir clase en la Anáhuac Puebla, en México, en calidad de profesor invitado. Mi visita comenzó con una lección magistral ante la comunidad universitaria sobre el tema La escucha activa y el silencio interior, en la que además de compartir algunos recursos técnicos, aprendimos de Momo, maestra de escucha. Tuve también la oportunidad de vivir seis encuentros con grupos de alumnos de diversas carreras, para conversar sobre el plan de Humanidades transversal en todos sus grados, llamado el Bloque Anáhuac.

Pude disfrutar también de dos encuentros con colegas. El primero, con profesores de diversas carreras, tenía por objeto el re-pensamiento de sus materias en clave humanística. Nuestro reto es trabajar en la formación integral de la persona desde cada asignatura particular. En periodismo, para hablar de esto, solemos citar a Kapuscinscki: “Para ser buen periodista es necesario ser buena persona”. ¿No ocurre así con todas las profesiones? El segundo encuentro fue con profesores de Humanidades. Aunque todavía hay quien se pregunta por el valor del Historia, la Filosofía y el Debate para ejercer cualquier profesión, la realidad se empeña en confirmarlo. [Por poner el último ejemplo, citaremos el artículo de El País La crisis del pensamiento occidental].

Por último, tuve la oportunidad de reflexionar con los directivos de la universidad sobre la re-formulación y actualización de un documento sobre la Misión de la Universidad Aquí y Ahora que actualice el ideal de la Universidad (que es constante) conforme a los retos del presente (tarea siempre necesaria) y de la realidad concreta del lugar al que pertenece cada universidad. Fue un encuentro breve, pero inspirador, como suele ocurrir cuando descubres a personas con tus mismas inquietudes, anhelos y compromisos con el futuro de los jóvenes.

Con Beatriz Ortiz de Montellano
Todo esto ha sido posible gracias a mi querida colega la maestra Beatriz Ortiz de Montellano, directora de la Escuela de Humanidades de la Anáhuac Puebla. Tuvimos la oportunidad de conocernos en Madrid, hace ya algunos años, en un encuentro sobre Humanidades organizado por la Universidad Francisco de Vitoria en el que estuvieron presentes muchos profesores de las diversas universidades hermanas que conforman la Red Anáhuac. Twitter nos puso en contacto de nuevo, y su invitación ha sido para mí y mi mujer una gran experiencia no sólo académica, sino humana y fraterna. Por eso mismo debo agradecer aquel recibimiento a toda la familia de Beatriz (especialmente a Héctor, su marido), con quienes visitamos Cholula, la ciudad con una iglesia para cada día del año.

También disfrutamos de un re-encuentro con una antigua alumna de la Francisco de Vitoria (hoy profesora en la Anáhuac), Daniela del Castillo. A ella, a sus padres y a su marido agradezco también que nos enseñaran los secretos de Puebla. Debo agradecer también a los maestros Ivette y Rodrigo Macías, profesores de Humanidades, su acogida y su testimonio en su trabajo con los alumnos. Con estos nuevos (y viejos) amigos vivimos la elección del papa Francisco, el primer papa jesuita (compañía fundada por los españoles) y primer papa de Hispanoamérica.

Todo esto ocurrió entre el 9 y el 15 de marzo de 2013, y ya era hora de sentarme a escribir unas letras sobre aquello, para compartirlo contigo y, tal vez, para empezar nuevas conversaciones y proyectos gracias a este aperitivo y fruto de aquella experiencia. Te dejo algunas imágenes de la visita en mi Flickr, y termino con algunos enlaces de apariciones en prensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...