jueves, 18 de octubre de 2012

El periodista y el Quijote: diálogo entre MacKenzie y Will


Quiero compartir contigo otro fragmento de la serie The Newsroom, de Aaron Sorkin, cuya primera temporada emite actualmente Canal+. Los protagonistas MacKenzie McHale y Will McAvoy discuten si es posible (rentable) el buen Periodismo en una televisión privada en abierto (financiada con publicidad).

Mac representa el idealismo, hasta el punto de erigirse como Quijote, aunque ofrece un dato interesante: cree que un buen programa de noticias puede alcanzar el cinco por ciento de la audiencia. “El cinco por ciento de algo -dice- es lo que marca la diferencia en este país”. El argumento no es inocente: son siempre pequeñas comunidades creativas las que cambian el rumbo de la historia (Arnold Toynbee). La pregunta para Mac es: ¿Es rentable producir el programa con el que ella sueña? No sólo por la audiencia, sino por el coste de contar con los mejores profesionales.

Will aún se debate entre el cinismo que le hizo aparecer como neutral para alcanzar popularidad y audiencia [en el discurso inaugural de la serie] y la propuesta de Mac. Representa aquí el mal llamado realismo de los grandes números (las encuestas). La pregunta para Will es: ¿La única razón para ser periodista es ganar dinero?

Hay una tercera pregunta, especialmente para empresarios y profesionales del periodismo: ¿es realmente un dilema? ¿Son excluyentes el "buen periodismo" y la rentabilidad?

Te dejo la transcripción del diálogo.

«Mac: No hay nada más importante en democracia que un electorado bien informado. Cuando no hay información o peor aún, hay mala información, pueden producirse decisiones equivocadas y abortarse cualquier intento de debate, por eso produzco las noticias.

Will: Y te lo agradecemos.

Mac: Te estás descontrolando.

Will: Creo que no.

Mac: Temes perder tu audiencia y harías lo que fuera para recuperarla. Estás a punto de poder emitir las noticias en 3D.

Will: Ésta es una tele en abierto, una televisión que se financia con publicidad, ¿lo sabes, verdad?

Mac: Prefiero hacer un buen programa para cien personas que uno malo para un millón. ¿Te refieres a eso?

Will: ¿Quieres decirme de qué me estás hablando ahora?

Mac: He venido a producir un programa de noticias más parecido al que hacíamos antes de que te hicieras popular por no molestar a nadie, Leno.

Will: Creo que Jay y yo preferimos tener un trabajo, si no te importa.

Mac: ¡Claro que me importa, capullo! He venido a coger tu cociente intelectual y tu talento y a intentar darles una patriótica utilización. Y ¿quién ha dicho que un buen informativo no pueda ser popular?

Will: La medición de audiencias.

Mac: Vamos a hacer un buen informativo que sea popular al mismo tiempo.

Will: ¡Eso es imposible!

Mac: Entre tu cerebro, tu encanto, tu imagen y afabilidad y mi experiencia…

Will: ¡Tu negativa a vivir en la realidad! ¡Es imposible, Mac! Los sociólogos han concluido en diversos informes que el país está más polarizado que en tiempos de la guerra de Secesión. ¡La guerra de Secesión!

Mac: Sí, ahora la gente elige las noticias que quiere, pero si…

Will: Ahora la gente escoge los hechos que quiere, así que lo que describes es imposible.

Mac: Sólo si crees que una abrumadora mayoría de americanos son increíblemente estúpidos.

Will: Lo creo.

Mac: ¡Yo, no! Y, si me lo permites, puedo demostrarlo. ¿Sabes lo que se te olvidó en tu sermón? Que América es el único país del plantea que desde su nacimiento ha dicho una y otra y otra vez que puede hacerlo mejor. Es parte de su ADN. La gente querrá las noticias si se las das con integridad. No todo el mundo; incluso no mucha gente: el cinco por ciento. Y el cinco por ciento de algo es lo que marca la diferencia en este país. Así que podemos hacerlo mejor.

[Largo silencio. Will mira intensamente a MacKenzie].

¿Qué?

Will: Pienso… si ese discurso no ha hecho mella en mí.

[…]

Mac: Ahora me gustaría que escucharas estas palabras escritas hace cuatro siglos por don Miguel de Cervantes. “¡Escúchame, sombrío e insufrible mundo! Eres vil y corrupto por demás. Pero un caballero con sus estandartes bravamente desplegados, te arroja el guante a ti”. El caballero era don Quijote.

Will: Creo que eso lo escribió hace 45 años el letrista de El hombre de La Mancha.

Mac: No creía que lo supieras, pero para el caso es lo mismo. ¡Es la hora de don Quijote!

Will: ¿Y crees que soy yo?

Mac: ¡No, soy yo! Tú eres su caballo.

Will: Sí, Rocinante.

Mac: En eso no te puedo ayudar.

[…]

Will: ¿Y cómo es ganar para ti?

Mac: Reivindicar el cuarto poder. Reivindicar el periodismo como una profesión honrosa. Una emisión nocturna que informa sobre un debate digno de una gran nación. Civismo, respeto y un regreso a lo que importa. La muerte de la malicia, la muerte del cotilleo. Decir la verdad a los estúpidos sin un objetivo demográfico. Un lugar donde todos estemos juntos.

Llegamos a un momento clave, quiero que lo sepas. Va a haber un extraordinario debate: ¿El Gobierno es un instrumento del bien o es… el sálvese quien pueda? ¿Hay algo más grande a lo que poder aspirar o el egoísmo es nuestro estado natural? Tú y yo tenemos la ocasión de estar entre los pocos que pueden plantear ese debate.

Will: Eso es… es…

Mac: ¿Quijotesco?».

1 comentario:

  1. Yo no me pierdo ni un capítulo de the newsroom porque me encanta el perosnaje de Mackenzie McHale, es muy bueno.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...